Pruebas de sistemas y aplicaciones software

Las pruebas de Sistemas y Aplicaciones se divide en tres grupos: código fuente, funcionalidad y rendimiento.

Testeo de código fuente, o bien testeo unitario. El testeo unitario es un proceso que se ejecuta paralelo al desarollo del código fuente del producto. Se programan casos de testeo que llaman a una parte especifica del código fuente del producto. Así se comprueba el correcto funcionamiento de ese código, y el conjunto de todos los casos de testeo unitario comprueban a su vez el correcto funcionamiento del producto total o parcialmente, dependiendo de la cobertura de los casos de testeo unitario.

Testeo de funcionalidad. ¿Hemos desarrollado lo que el cliente nos ha pedido? ¿El producto funciona bien junto con los otros componentes del sistema? En el testeo de Aceptación, Funcionalidad e Integración, definimos casos y escenarios de testeo para comprobar el correcto funcionamiento de todo el producto o parte del mismo. El estudio del diseño de funcionalidad del producto es el punto de arranque para estos casos y escenarios de testeo, pero también se definen durante el proceso de dessarollo.

Testeo del rendimiento. El entorno de desarollo normalmente solo nos permite ejecutar el producto de un modo limitado, por ejemplo con solo un usuario o con casos de cálculo simples. Pero también se quiere medir el funcionamiento del producto en entornos reales: con cálculos complejos, con más usuarios o llamadas paralelas al sistema. En el testeo de rendimiento se testea el correcto funcionamiento del producto utilizando herramientes que generan llamadas paralelas o simulan grandes grupos de usuarios. También se hacen hipótesis de la escalabilidad del producto.

Podemos ayudarle por ejemplo con:

  • Desarollar una estrategia de testeo
  • Asistir con la definición del master testplan
  • Implementación del testeo unitario
  • Definir y ejecutar los escenarios y casos de testeo de funcionalidad
  • Organizar cursos sobre testeo unitario o testeo de funcionalidad
Back to top